‘Les perseides’, ‘System Crasher’ o ‘Port Authority’, entre los títulos de ‘Enfants Terribles’ del Festival de Gijón 2019

El Festival Internacional de Cine de Gijón ha anunciado los títulos que conforman el programa Enfants Terribles, dedicado las audiencias más jóvenes. En su 57ª edición, el certamen asturiano vuelve a apostar por una selección cuidada que se despliega de manera transversal, por lo que algunas de las películas seleccionadas forman también parte de otras secciones, como la del concurso oficial. Es el caso de Les Perseides, de Annia Gabarró y Alberto Dexeus, Las vidas de Marona, de Anca Damian, y System Crasher, de Nora Fingscheidt.

Les Perseides se estrenó el año pasado en el Festival de Buenos Aires (BAFICI) y sigue a Mar durante un verano en que tiene que afrontar el divorcio de sus padres y descubre la historia oculta del pueblo al que llega a pasar las vacaciones. Las vidas de Marona, por su parte, es una cinta de animación muy peuliar que nos habla de una perrita que, al borde de la muerte tras un accidente, recuerda a las personas que han pasado por su vida y a las que ha entregado su amor incondicional; y por último, System Crasher fue el Premio del Jurado del Festival de Berlín 2019 y es la candidata alemana a los Oscars gracias a un relato que nos habla de una niña de nueve años que pasa por varios hogares de acogida.

Hay más títulos de Enfants Terribles que participan en las distintas secciones del festival. Es el caso de los siguientes filmes, incluidos en la competición internacional de Rellumes: Port Authority, de Danielle Lessovitz, sobre un joven de 20 años recién llegado a Nueva York; Daniel fait face, de Marine Atlan, que habla de Daniel, un niño de diez años que afronta por primera vez el sentimiento amoroso; y Sole, de Carlo Sironi, y que trata el peliagudo tema de los vientres de alquiler y la gestación subrogada. Por último, Esbilla, dedicada a recoger lo mejor visto en otros festivales así como a diferentes estrenos especiales, también contará con dos filmes compartidos con Enfants TerriblesGoldie, de Sam de Jong, sobre un adolescente talentoso en el baile que utiliza la música para escapar de un entorno agobiante; y Ham on Rye, de Tyler Taormina, una cinta indie pegada al espíritu de John Hughes y Richard Linklater sobre ritos de paso en una tienda de delicatesen en un barrio residencial de los Estados Unidos.

El resto de Enfants Terribles lo componen los filmes Las edades sensibles a la luz, de Pedro Sara y Violeta Pagán Navarro (España), sobre un grupo de adolescentes y jóvenes que decide rodar una película; Une colonie, de Geneviève Dulude-De Celles, sobre la amistad de una niña de 12 años y un joven indígena; 100 kilos d’étoiles, de Marie-Sophie Chambon, que nos habla de una chica con sobrepeso que quiere ser astronauta; Les mandibules du bout du monde, de Hélène Giraud y Thomas Szabo, fábula ecológica con dos mariquitas y su viaje por el mundo; Canciones para peques y animalitos, de Linda Hambäck y Marika Heidebäck, adaptación a la gran pantalla de los cuentos de Lena Sjöbergs con la cantante Elena Tarrets, en directo, para ilustrarlos musicalmente; Solan & Eri: Misión a la Luna, de Rasmus A. Sivertsen, la carrera lunar en stop-motion para los más pequeños; Abe, de Fernando Grostein Andrade, que sigue a un adolescente neoyorquino tratando de mediar entre las dos partes de su familia, la israelí y la palestina; y Racetime, de Benoît Godbout, Jean-François Pouliot y François Brisson, que sigue a los protagonistas en una competición de trineos